Las Bienaventuranzas

img509/9936/bienaventurafd2.jpg

 

Al cambiar el tiempo suele llevarse consigo ciertas cosas mientras deja otras nuevas. Hace muchos años Alguien habló desde una montaña sobre la felicidad quedando con el título de las Bienaventuranzas (Mt 5, 3-12 y Lc 6, 20-23). Desde entonces ha llovido mucho y hoy día existen otras bienaventuranzas, aunque tal vez no estén reflejadas por escrito en ningún sitio. Aquí he recogido algunas de ellas:

“Felices los fuertes y competitivos porque podrán dominar a la gente a su capricho”.

“Felices los que trabajan por la injusticia porque vivirán sobre la miseria de los demás”.

“Felices los que trabajan por la violencia y la guerra porque han encontrado un negocio beneficioso a costa del sufrimiento humano”.

“Felices los insensibles e inmisericordiosos porque nunca les causará dolor el sufrimiento ajeno”.

“Felices los que acumulan dinero porque tendrán una vida plena”.

“Felices los que actúan como el resto de la masa porque así nunca se confundirán”.

“Felices los que practiquen sexo sin amor así recibirán placer sin ningún compromiso”.

“Felices los que critiquen y pisen a los demás porque así sobrevivirán a este mundo salvaje”.

“Felices los que consigan vivir de su imagen porque así no necesitarán cuidar su interior”.

“Felices los que persigan y maltraten a los que piensan distinto o pertenecen a alguna religión porque así colaborarán en mantener el statu quo de este mundo”.

Las neo-bienaventuranzas son simples espejismos de felicidad; piensas que estás saciando tu vida cuando en realidad estás llenándote la boca de arena. Para algunos es mejor tener arena dentro que estar vacíos y así es como se convierten en desgraciados muñecos de arena.

Después de ver este panorama podéis llamarme antiguo, pero yo me quedo con las Bienaventuranzas de la montaña porque todavía no he encontrado a nadie verdaderamente feliz siguiendo estas nuevas bienaventuranzas, pero sí que he encontrado mucha gente profundamente feliz viviendo las que Jesús nos proponia.

Hablemos de dinero…

Recuerdo las sentencias que de niño me enseñaron sobre el dinero:

«El dinero es la raíz de todos los males».

«Más fácil le es a un camello entrar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el Reino de los Cielos».

«El dinero no compra la felicidad».

Estas enseñanzas lapidarias se reforzaban con cuentos e historias como la del legendario Rey Midas que convertía en oro lo que tocaba con las incómodas consecuencias…

En nuestra casa el dinero no fue la raíz de los males pero sí de muchas preocupaciones. Mis padres trabajaban duro, el presupuesto lo repartían estrictamente y aunque no padecíamos escasez y hasta gozamos en épocas de ciertas comodidades nos preparaban para el día en que de mayores encontráramos «un lobo aullando a nuestra puerta», expresión campesina antigua que aludía a que cuando los lobos pasaban hambre descendían a los poblados de los hombres, que tampoco estaban demasiado holgados de alimentos.

Cuando llegué a la madurez descubrí en uno de los Padres de la Iglesia, no recuerdo cuál, una visión más equilibrada y justa del dinero. El dinero, escribía, podía ser todo lo malo o bueno que fuera el carácter de la persona (o nación) que lo poseía. En manos de un S. Francisco de Asís unas cuantas monedas de oro son criaturas de Dios creadas por el hombre para hacer el bien; en manos de un avaro, objeto de codicia; en manos de alguien ávido de poder, una forma de comprar votos o voluntades.

Contemplamos la brecha entre ricos y pobres que parece agrandarse día a día. Una brecha que viene de lejos como una iniquidad de la que no sabemos librarnos. Y esa enorme zanja me recuerda lo que un poeta escribía hace más de cincuenta años:

«Nuestros tiempos son los mejores si los medimos con la escala de la riqueza y el poder. Pero son los peores si nos han hecho capaces de juzgar el bienestar y el éxito por la riqueza y el poder».

Cuarta Jornada juvenil – Prelatura de Yauyos

La Prelatura de Yauyos a través de la Comisión Prelaticia de la Juventud, desarrolló con gran éxito La Jornada Juvenil en la ciudad de Cerro Azul – Cañete.

Mons. Ricardo Garcia animando a los Jóvenes

La Jornada Juvenil estuvo a cargo de la Comisión Prelaticia de la Juventud, presidida por el  Sr. Pbro. Freddy Nolasco M. y grupo animadores. Este evento se llevó a cabo durante los dias 20 y 21 de Septiembre, congregando a numerosos jóvenes provenientes de varias parroquias.

Image

 Image

Image

Image

Image

Image

Image

 

Pequeñeces

pejul

pejul

Una señora de edad había esperado toda la vida la oportunidad de viajar en un tren. Quería contemplar, devorar cada paisaje con los ojos y disfrutar todo cuanto pudiera en los kilómetros que iría a recorrer. Entró muy decida en el vagón de pasajeros y cuando el tren partió, comenzó a acomodar los paquetes y cestas que traía, trató de arreglar confortablemente su asiento y acomodar las cortinas, y colocarse en situación cómoda pero … de repente, cuando ya estaba lista para comenzar la contemplación del paisaje, el conductor voceó el nombre de la estación a la cual iban, ¡habían llegado!.  

“Que pena”, dijo ella, “si hubiese sabido que llegaríamos tan pronto no habría perdido tiempo en pequeñeces”.

No perdamos el enfoque real en nuestra vida. Las pequeñeces muchas veces nos desvían y distraen del verdadero paisaje, de las cosas grandes que Dios tiene para nosotros.. démosle a Él, el lugar que merece…
El Primer lugar.!

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios, sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos” Efesios 5:15,16

Mateo 6:33
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Deuteronomio 6:5
Y Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todo tu poder.

pejul

pejul

Albúm

Saludos a todos, hace unos dias he estado de caminata –  visita por la Parroquia de Quinches (Yauyos)… fue un recordar el pasado…. aqui algunas fotos…. y también de alumnos de Zúñiga

Extremistas hindúes queman la catedral de Jabalpur

BHOPAL, viernes, 19 septiembre 2008 (ZENIT.org).-La catedral de San Pedro y San Pablo de Jabalpur ardió ayer, presuntamente por un incendio provocado por dos extremistas hindúes, según informó hoy el servicio de prensa de la Conferencia Episcopal India (ICNS).
Los daños en este edificio, que tiene más de 150 años de edad, son incalculables, y en el caso del altar mayor y de las vidrieras, irreparables. El fuego fue advertido por varios vecinos, y unas monjas aseguran haber visto a los dos sospechosos huir en una motocicleta. La policía aún no ha efectuado detenciones.
Se trata del tercer ataque contra los cristianos que tiene lugar en este Estado, tras la paliza al vigilante nocturno de la escuela conventual del Carmelo, el pasado 31 de agosto, y la quema de una iglesia en Ratlam.
Es también el ataque más grave de esta semana, tras los actos vandálicos contra Iglesias registrados el pasado fin de semana en Karnataka.
Oraciones
Por su parte, la asociación católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que se dedica especialmente a ayudar a los cristianos que viven en situaciones difíciles de persecución y pobreza, ha hecho un llamamiento a toda la Iglesia para que recen por los cristianos indios.
La Asociación ha declarado jornada de oración el 24 de septiembre, festividad de Nuestra Señora de la Merced.
Joaquín Alliende, Asistente Eclesiástico Internacional y Presidente de Ayuda a la Iglesia Necesitada, explicó que debido al contacto directo que esta institución mantiene con los obispos locales, tienen información “de cuánta alarma y miedo estremece el corazón de nuestros hermanos”.
Los cristianos en India, afirma el padre Alliende, “son tratados como ciudadanos de segunda clase. Ellos se sienten desprotegidos. Los sacerdotes, para no comprometer a las familias cristianas, han debido refugiarse en los bosques”.
“Nuestra oración por ellos es urgente. Para evitar más muertos, más incendios de iglesias, profanaciones de lugares santos y destrucción de centros de atención a los más necesitados, invito a todos a orar por los cristianos de la India en esta hora de peligro”.
El presidente de AIN ha compuesto esta oración para rezar por los cristianos perseguidos en India:
Padre del cielo, haces brillar tu sol
sobre malos y buenos.
Tu hijo Jesús murió por todos
y en su resurrección gloriosa,
conservó las cinco llagas del tormento.
Con su poder divino, él sostiene ahora
a cuantos sufren persecución y martirio,
por ser fieles a la fe de la Iglesia.
Padre misericordioso y fuerte,
impide que hoy Caín vuelva a matar
al desvalido Abel, al inocente Abel.
Que los cristianos perseguidos en India,
como María Madre, permanezcan
de pie junto a la cruz del Cristo Mártir.
Conforta a quienes la violencia amenaza
y la inseguridad estremece.
Que tu Espíritu Santo de amor
haga fecundo el testimonio y la sangre
de cuantos mueren perdonando. Amén.

Vive

Siempre ten presente que: La piel se arruga.

El pelo se vuelve blanco.

Los días se convierten en años…

Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.

Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida. Detrás de cada logro, hay otro desafío.

Mientras estés vivo, siéntete vivo.

Si extrañas lo que hacías vuelve a hacerlo.

No vivas de fotos amarillas…

Sigue aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en tí.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.

Cuando no puedas trotar, camina.

Cuando no puedas caminar, usa el bastón.

Pero nunca te detengas!!! -.

Maria Teresa de Calcuta