El verdadero amor

El Verdadero Amor es…


Mensaje de la Madre Teresa de Calcuta a los jóvenes

 


“Doy gracias a Dios por esta linda ocasión que nos permite estar juntos, y estar juntos en Jesús.Pidamos a nuestra Señora que nos dé un corazón puro, hermoso, transparente como el de ella tan repleto de amor y de humildad, de manera que nosotros podamos recibir a Jesús a través de la vida y del amor, que podamos amarle a Él como ella lo amó. Que le sirvamos a Él en la apariencia dolorosa de cada pobre.

En la escritura leemos que Dios amó tanto al mundo que entregó a su hijo Jesús a María, la más pura y Jesús cuando se encarnó en María, hizo que María estuviera llena de gracia, llena de Jesús y ella al recibir a Jesús hizo de ese día, su primera santa comunión. Así, al recibirlo en sí misma, pudo darle a Jesús a otros. 

¿Y que hizo María en casa de Isabel? Ella fue a hacer de criada, a servir.

Y algo muy extraño pasó entonces, el pequeño aún no nacido en el vientre de Isabel saltó de gozo.

Es extraño que Dios haya escogido a un niño que no hubiera nacido aún para proclamar la presencia de Cristo.

Hoy, ese niño aún no nacido, no es deseado, amado, ni es cuidado, es abortado, asesinado por su propia madre y aún así, Dios habla de ese niño y dice: aunque la madre se pudiera olvidar de su hijo, yo no te he olvidado, yo te he grabado en la palma de mi mano. Te he llamado por tu nombre, tú eres mío. El agua no te ahogará, el fuego no te quemará, eres valioso para mí, te amo.

Sólo piensen ustedes, que cada uno de vosotros es valioso para Dios, pues Él os ha creado a cada uno de vosotros a su propia imagen. Él nos ha creado para cosas más grandes, para amar y ser amados. Nosotros no somos solamente un número en el mundo, nosotros somos los hijos de Dios por lo tanto, es una maldad, el aborto, que la propia madre mate a su propio hijo. Es por eso que el aborto se ha convertido en el gran destructor de la paz hoy, si una madre puede matar a su propio hijo, entonces que queda para los demás, si no es matarse entre sí?

Sin embargo, Jesús vino a este mundo para darnos la buena noticia. La Buena noticia de que Dios es amor, de que te ama a tí, de que me ama a mí. Que él quiere que nos amenos los unos a los otros como Él nos ama a cada uno de nosotros. 

Somos valiosos para Él y él ofrece con ternura y amor a cada uno de nosotros su amistad fiel y personal que dura toda la vida y en devolución Él quiere que cada uno de nosotros lo amemos así como él nos ama en los pobres y en el prójimo.

Dónde comienza ese amor? En el hogar, Cómo comienza? por la oración; porque si rezamos juntos, en la familia vamos a permanecer juntos y si permanecemos juntos nos vamos a amar los unos a los otros como Dios nos ama. Nosotros sabemos como nos ama Jesús. Él nos ama hasta el final, en la cruz y él nos ama ahora, en la realidad viviente de la Eucaristía. Él se hizo Pan de Vida para darnos vida, para satisfacer nuestra necesidad de hambre por su amor. Y Él es el hambriento, el desnudo, él sin hogar, para que así tú y yo podamos satisfacer su hambre con nuestro amor humano.

Es muy difícil como dice San Juan:

“Cómo es que decimos que amamos a Dios a quién no vemos, si yo no amo a mi prójimo a quién veo”. 

El amor empieza en el hogar, exactamente en nuestro propio hogar, en nuestra propia comunidad tenemos a los hambrientos, a los desnudos, a los sin hogar; y sin embargo, no compartimos con ellos el gozo de amar. Para poder amar debemos orar necesitamos Pan de Vida. Para poder ver y amar a Jesús en la Eucaristía a fin que podamos amarlo y servirlo en el endeble cuerpo de los pobres. No importa cuento demos, sino cuanto amor pongamos en el dar, hoy día los jóvenes son generosos, son personas estupendas, ellos están buscando un desafío. Yo he visto a muchos jóvenes de todas partes del mundo ir hacia Calcuta para trabajar con enfermos y moribundos y servir a los hambrientos, estos jóvenes tienen hambre de Dios y al darles la oportunidad de un contacto cercano con los pobres, entonces encuentran a Jesús.

 

 


En Junio pasado una estudiante de la Universidad de París, antes de recibirse quiso venir y trabajar con los pobres y así cuando llegó, se veía afligida. Sin embargo, después de dos semanas ella me dijo, poniendo sus manos en mis manos, “encontré a Jesús”. Le pregunté: Dónde encontraste a Jesús? lo encontré en la esperanza de los moribundos. Después que encontraste a Jesús, que hiciste? Bueno, fui a confesarme. Comulgue después de 15 años. Y le pregunte, que más hiciste cuando encontraste a Jesús? Les mandé un telegrama a mis padres y les dije: “Encontré a Jesús”. Su rostro, su alegría, sus ojos estaban llenos de gozo, ella era otra persona, ahora que había encontrado a Jesús.Nosotras tenemos muchas vocaciones maravillosas en nuestra congregación tanto para hermanas como para hermanos y una de las preguntas que tiene que contestar antes de entrar es: por que usted quiere entrar, unirse a los misioneros de la caridad? Su respuesta es: quiero una vida de pobreza, de oración y sacrificio que me lleve al servicio de los pobres ya que allí se encuentra la total entrega a Cristo. Es maravilloso ver el gozo, el amor y el servicio que estos jóvenes dan a Cristo quién está en la apariencia dolorosa de los pobres. Cuál es la vocación de un sacerdote, de una religiosa? Pertenecer a Jesús.

 

 


Hay una convicción de que nada ni nadie nos podrá separar del amor de Cristo. Amar a Cristo con un amor indiviso y en castidad; a través de la libertad de la pobreza, en total entrega, en obediencia. Si nos damos cuenta de que pertenecemos a Jesús, Él tiene el derecho de usarnos, por medio de nuestros superiores, por medio de la iglesia, por medio del Santo Padre.Es muy importante la obediencia a la Iglesia si realmente estás enamorado de Cristo, si realmente pertenecemos a Jesús, si realmente estamos enamorados de Jesús, entonces la obediencia es la manera más grande y segura de santidad para nosotros.

 

 


En nuestra Congregación tenemos un 4to. Voto, que es dar un servicio de todo corazón, sin costo alguno, a los pobres de los pobres, pues este es Jesús en su apariencia dolorosa. Pese a que hacemos trabajo social, no somos trabajadores sociales, somos en realidad contemplativas en el corazón del mundo, pues hacemos de nuestro trabajo oración y lo hacemos con Jesús, para Jesús y hacia Jesús, entonces estamos realmente las 24 horas en su Presencia, tocándolo, amándolo y sirviéndolo.El Ministro del Bienestar Social en Nueva Delhi me dijo: usted y yo Madre Teresa hacemos trabajo social, pero hay una gran diferencia entre el trabajo que usted hace y el que nosotros hacemos, nosotros lo hacemos por algo y usted lo hace por alguien. Es por eso que necesitamos orar, necesitamos a Nuestra Señora en nuestras vidas, para que ella nos enseñe a amar a Jesús en los pobres, ya que los pobres son personas encantadores. Especialmente por ustedes, los jóvenes. Es muy hermoso para un joven amar a una chiquilla y ella amarlo a él. Ámense los dos con un corazón limpio, con un corazón puro, respeten su pureza mutua, ya que es tan hermoso que el día de su matrimonio pueden entregarse el uno al otro un corazón virgen, un cuerpo virgen, como Nuestra Señora, que entregó su cuerpo virgen a su Hijo, Jesús.

No es amor si nos destruimos mutuamente, eso es lo que llamamos pasión. No es amor lo que nosotros vemos en las calles, el amor para ser verdadero tiene que doler, tiene que ser un sacrificio. Unos pocos días antes de partir de Calcuta, una pareja de jóvenes vino a nuestra casa, se habían casado hacía dos días. Ellos me dieron mucho de dinero para alimentar a los pobres. En Calcuta nosotras cocinamos para 9.000 personas cada día, y si no cocinamos ellos no comen. Les pregunté a esos jóvenes de donde habían conseguido ese dinero? Y ellos dijeron: Antes de casarnos decidimos que no íbamos a comprar vestidos de novios, ni íbamos a tener fiesta de novios; y que ese dinero se lo íbamos a dar a usted. Y entonces les dije: ¿Porqué hicieron una cosa así? Y entonces me dieron la respuesta más extraordinaria: “Nosotros nos amamos con tanta ternura que quisimos darnos el uno al otro algo especial y dar algo grande; algo así como dar “el amor en acción”. 

 

 

 

Fue algo maravilloso poder compartir con estos jóvenes el valor que tuvieron para amarse tanto y con tanta ternura que quisieron bendecir su matrimonio con un sacrificio, en eso radica la grandeza del amor de los jóvenes. Por eso ustedes no deben temer en amarse con ternura, recuerden que ustedes han sido creados para cosas más grandes: para amar y ser amados. Yo voy a rezar por ustedes para que puedan crecer en santidad. La santidad no es el lujo de unos pocos, es un simple deber para ustedes y para mí. Porque Jesús nos dijo: “Sed santos como mi Padre es Santo” y si ustedes quieren crecer en santidad tienen que amarse los unos a los otros y si ustedes oran pueden tener un corazón puro, y un corazón puro puede ver a Dios. Y si ustedes ven a Dios en los otros, podrán amarse el uno al otro como Dios ama a cada uno de ustedes, Dios también habla en el silencio del corazón. Y tú, escucha ese llamado. Esa es la vocación de pertenecer a Él, nosotros hablamos con nuestro corazón colmado, diciéndole sí a Él y este hablar y escuchar es nuestro vivir con Cristo. Esto es lo que hace Nuestra Señora, por eso pidámosle a Ella que sea nuestra Madre. Por eso hoy que es un día de fiesta de Nuestra Señora de Los Dolores, pidámosle a Ella sea Nuestra Madre, nuestra propia Madre.

Amémosla con ternura. Haz lo que Jesús te diga y cuando Él te llame dile que sí a Dios. 

Y yo rezaré por ustedes, pues en nuestra Congregación tenemos 25 nacionalidades, religiosas de todas partes del mundo, pero de Chile no tenemos ninguna. Oraré por nuestros pobres, nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo: “Haznos dignos Señor de servir a nuestro prójimo en todo el mundo, a aquellos quienes viven y mueren en la pobreza y el hambre, dales hoy por medio de nuestras manos su pan cotidiano y haznos comprender el significado del amor para así dar paz y gozo”. Recordemos que Jesús en la Eucaristía es para ti y para mi Pan de Vida y el fruto de esta unión es el trabajo por los pobres de entre los pobres. Oren por nosotros para que podamos hacer y continuar haciendo el trabajo de Dios con gran amor. 

 

 


¡Dios los bendiga!

_______________________

 

 


Nota: Texto del video grabado en el encuentro de la Madre Teresa con los jóvenes en Santiago, Chile, realizado en el gimnasio de la Recoleta Dominica en septiembre de 1982. Para obtenerlo diríjase a: Producciones Fecunda, fecunda@fecunda.cl. Para escuchar el mensaje acceda a su página web: http://www.fecunda.cl.”

 

 

Ver Tributo a la Madre Teresa

 

 


Tú Eres Invaluable


Tú naciste con una dignidad y un valor que nadie puede quitarte, ni aún tú mismo(a).


Tú eres un don precioso y único.


Nunca ha habido ni habrá nadie exactamente igual que tú.


La vida tiene sentido y es tu tarea y tu reto descubrirlo.


Tú tienes que hacer una contribución irremplazable para tu familia y para la sociedad que nadie más puede hacer por ti. Tu vida puede marcar la diferencia si tú lo permites.


No permitas que las preocupaciones por el atractivo físico, la inteligencia, el dinero, el crecimiento o los cambios que estés experimentando, te hagan decaer.


La clave para superar los altos y bajos de estos sentimientos eres tú mismo(a) y no pretender ser otra persona o esforzarte por serlo.


Sexualidad: La felicidad no está 

en el afecto carnal 


Por Marlene Gillete Ibern

Deseo comenzar este tema sobre la sexualidad y la castidad con una lectura resumida del Evangelio de San Lucas, 24, 13-35, sobre los discípulos de Emaús:

“Iban dos… a… Emaús… y conversaban entre sí… Jesús se acercó y siguió con ellos… Él les dijo: “¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando?” Ellos se pararon con aire entristecido… le dijeron: “Lo de Jesús de Nazaret…. cómo le condenaron a muerte y le crucificaron… Nosotros esperábamos que sería él el que iba a liberar a Israel…” El les dijo: “¿No era necesario que… Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria?” Y… les explicó todo lo que había sobre él en… las Escrituras. Al acercarse al pueblo… él hizo ademán de seguir adelante. Pero ellos le forzaron diciéndole ‘Quédate con nosotros’… Y entró… Cuando se puso a la mesa con ellos… tomó el pan… pronunció la bendición… Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron pero Él desapareció… Se dijeron: “¿No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba’…?”.

Este Evangelio es siempre conmovedor porque Jesús rescata al alma de la confusión sobre la felicidad. Los discípulos judíos cifraban su felicidad en una fácil conquista de la libertad que les negaba el imperio romano. Jesús se les une en su camino diciéndoles que no hay felicidad sin amar la cruz. Jesús les habla con la verdad, y sus corazones estando dispuestos, lo entienden y responden con ardor a esa verdad.

La ilusión y la desilusión son emociones intensas y frecuentes en el joven; y esto en particular sucede en la búsqueda del amor. Empezar a conocer y comprender que el amor, bajo cualquier forma, es servir a los demás, no es lo que hace dolorosa esa experiencia. Tarde o temprano, se sabrá la verdad de que no hay felicidad si no se busca el amor en la cruz, en el sacrificio, y en la entrega de uno mismo.

Lo que hace dolorosa la experiencia del amor es que el mundo moderno nos exige que la felicidad suprema sea encontrada en el afecto carnal. El mundo moderno objeta que se diga que sí es posible el amor sin una relación de afecto carnal con otro ser humano. El mundo moderno tilda entonces de “fracasados en el amor” aquellos que guardan la castidad. Pero, como en Emaús, Jesús nos dice que los que le aman y le siguen, no fracasan nunca; por el contrario, aman con el Amor de Dios, siempre ardiente.

Cuando el amor divino desciende sobre el corazón humano, lo purifica como se purifica el oro en el fuego. O como la madera, el corazón humano, se quema, se oscurece y poco a poco, va penetrando el fuego dentro de la madera hasta que se convierte en antorcha para el fuego(1). Eso es lo que Dios quiere de nosotros, que nos convirtamos en antorcha de su amor, extendiendo su calor a cada persona con que nos encontremos.

La castidad de la laica soltera, bien sea durante su vida o hasta el matrimonio, es precisamente amar al otro ser humano con el amor de Dios; es amar con limpieza de corazón. Con el amor de Dios, no se mira al otro ser humano para tomarle para el placer ni para convertirlo en objeto del placer; se mira al otro para dar y recibir de nuestro propio amor, de nuestra vida, de nuestra persona. Y es grande saber que la castidad no hace imposible la maternidad. Por el contrario, en la transmisión de nuestra personalidad y nuestro servicio hacia el otro ser humano, todas las mujeres se convierten en madres espirituales de muchos. La castidad tampoco significa negar la sexualidad femenina. La castidad hace uso de ella, al poner sus atributos y cualidades propias al servicio del amor auténtico y duradero.

La castidad es ética de respeto por uno mismo y por el otro ser humano. Si bien cada uno de nosotros adoptamos y requerimos una ética de trabajo, de estudio, del deporte, de gobierno, no es menos cierto, y es aún más necesario y profundo, guardar una ética sobre la sexualidad.

Decir que el amor es siempre libre y arriesgado es cierto. Pero decir que el amor sólo será libre y pleno en la expresión carnal desenfrenada es falso. Esto es sofocar el inmenso deseo de amar verdaderamente. Y el amor verdadero es el aliento del alma y la alegría del corazón. Sin ese amor, el alma muere y el corazón se pervierte.

Sabemos que nuestra capacidad de adhesión a la voluntad de Dios es lo que medirá el grado de libertad que hayamos alcanzado(2). Por lo tanto, la obediencia a Dios en la castidad es lo que libera nuestro ser para amar ¡con plenitud!

En la castidad, anclamos nuestro corazón primero al Corazón de Dios, antes que a cualquier corazón humano. De esta manera, andamos seguros de que nuestro corazón no desfallecerá nunca y amaremos mejor al otro. Pero si nuestro corazón depende de otro corazón para poder amar, siempre será un corazón errante o al menos no tendrá paz. También es inevitable comprender que el alma pertenece a Dios, y es sólo a Dios a quien desea tener el alma. Ninguna otra persona puede llenar ese lugar; y si el alma no tiene a Dios, siempre suspirará, o estará inconforme en su vida, por ese Alguien que le faltará.

 

 

Dios habla un idioma distinto al del mundo sobre los componentes de la sexualidad humana:

El mundo habla de entrega. Jesús añade: por la cruz.

El mundo habla de la dicha del amor. Jesús añade: siendo perfectos en el amor.

El mundo habla de madurez emocional. Jesús añade: siendo pequeños. 

El mundo habla de bienestar personal. Jesús añade: dándolo todo(3).

La castidad es la aventura con Dios de amar a quienes Él nos pone delante en cada circunstancia de nuestra vida. Si nos negamos a practicar la castidad, nunca conoceremos el verdadero amor.

Se dice que San Francisco de Asís, cuando hablaba con alguien, le prestaba tal atención a esa persona, que esa persona era la más importante para él en ese momento. A San Francisco de Asís no se le escapaba la dignidad de esa persona y se maravillaba pensando cuál sería el plan de Dios para ella. ¡Eso es amor humano auténtico!

Si queremos guardar la castidad, en un mundo que considera locura amar con el Amor de Dios(4), es imprescindible la oración. Es decir todas las mañanas: “Mi Señor, hágase tu voluntad de amor en mí”. Es caer de rodillas, extender los brazos en forma de cruz, y pedir pureza de corazón para ese día a la Madre del Amor Hermoso, a Ella, que amó mejor que cualquiera otro en la vida, diciendo: “María, Madre Admirable, Inmaculada desde la concepción, ruega por mí”.

Esta charla fue presentada en el Primer Congreso Internacional por la Vida y la Familia en Chile, organizado por Vida Humana Internacional y el Movimiento Anónimo por la Vida, agosto de 1994.

 

 

___________________


Citas: 1. Adaptación: Ratisborne, Theodore, Abbé: “St. Bernard of Clairvaux”; TAN Books and Publishers, Inc., Illinois, USA, 1991; página 20. 2. Adaptación: Quoist, Michel: “Triunfo”; Tomo 2; Ediciones Estela, España, octubre 1963, décima edición; página 93. 3. Adaptación; Quoist, Michel: “Triunfo”; página 209. 4. Adaptación; Papa Juan Pablo II: “Love and Responsibility”; Ignatius Press, California. USA, 1993; página 143.

 

La castidad nos capacita para amar


Por Katia Marissa Cajar

Todos los jóvenes en cada rincón del mundo tienen una gran necesidad de amar; hay muchos de nosotros que pensamos que cuando entregamos nuestro cuerpo a alguien especial vamos a ser correspondidos por siempre y que así vamos a alcanzar la ansiada felicidad. Pero tristemente la realidad es otra, la mayoría de las veces nos tenemos que enfrentar a consecuencias muy duras. ¿Quién no conoce a una madre soltera? ¿O a alguien que tiene SIDA? O simplemente, ¿a jóvenes con un vacío inmenso que no hay nadie que lo pueda llenar?

Esto sucede así porque cuando entregamos nuestro cuerpo no sólo estamos dando la parte física, sino también nuestras ilusiones, nuestros valores, nuestro futuro y nuestra felicidad. Tener relaciones sexuales, como ven, es algo sumamente importante, no es cualquier cosa. Pues, hay que entregar ese tesoro de tu sexualidad a alguien que valga la pena, que lo aprecie.

Pero, ¿quién será esa persona? Simplemente, alguien que ame la verdad con un amor especial, un amor que no es egoísta, ni aprovechado, sino un amor paciente, que dé sin pedir nada a cambio, que sepa esperar, que sea comprensivo, responsable y principalmente, comprometido.

Es en el matrimonio donde se sientan las bases para que este tipo de amor florezca y permanezca a pesar del tiempo. Es el lugar donde se vive una felicidad plena, sin remordimientos, sin ningún tipo de consecuencias, con seguridad y confianza en el futuro. Y además, con la alegría natural de los hijos que vienen a fortalecer la unión de los esposos.

Es importante que los jóvenes aprendamos a esperar hasta el matrimonio, viviendo en castidad y autocontrol. Pero no una castidad reprimida, triste y obligada, sino de forma alegre, con plena convicción, ejerciendo nuestra propia voluntad y sabiendo que esa decisión es la mejor para nuestro futuro. Igual que lo hacen miles de jóvenes Provida alrededor del mundo y también de Panamá, dando un ejemplo de templanza, de quererse y respetarse a sí mismos y a su cuerpo.

Es hora de despertar, jóvenes; de demostrar cuánto valemos, que no somos sólo hormonas, que también tenemos neuronas y somos capaces de razonar y tomar la mejor decisión para nosotros. Acordémonos que nuestro cuerpo es templo de Dios, y por lo tanto debemos cuidarlo y defenderlo como lo más preciado que tenemos.

 

 


El amor en el noviazgo

 

 

El noviazgo es una etapa que sirve para la preparación al matrimonio, y enriquece a cada persona si es llevado correctamente.Los jóvenes como nosotros, durante la adolescencia sentimos el bullir de nuestras hormonas, dando paso a una serie de transformaciones físicas, psicológicas, emocionales, éticas y sociales. Es también durante esta etapa de adolescencia cuando nuestros sentimientos y nuestra atracción por el sexo opuesto están a flor de piel. Esta etapa de nuestras vidas es muy hermosa y es donde debemos tener mucho cuidado y saber distinguir entre una relación sana y buena, y un capricho con malas intenciones.

En todo noviazgo y en cada aspecto de nuestra vida familiar y de amigos debe existir algo en común, que es el AMOR. El amor no es primeramente un sentimiento, el amor es ante todo una acción.

El amor tiene un camino, que cada vez se va ampliando más y más. Este camino comienza con la atracción, que es el punto de partida. Esta atracción puede ser hacia el físico, lo afectivo, lo espiritual o lo intelectual de la otra persona. En esta fase surge lo que denominamos el SET = Síndrome del Enamoramiento Tonto, donde idealizamos a la persona = no tiene defectos ante nuestros ojos.

La siguiente etapa se caracteriza por considerar a la otra persona como un bien para mí; alguien que llenará un vacío o carencia. Pero no se debe dejar la relación en este nivel. La siguiente etapa es la voluntad libre y el amor de complacencia; aquí la voluntad libre expresa la verdadera esencia del amor, y se caracteriza por procurar y desear el bien de la otra persona. Es muy importante que cada elemento esté bien relacionado y todos deben interactuar de manera conjunta para complementar el amor.

El siguiente elemento es la amistad, donde se da una mayor comunicación y confianza En la amistad surge el “nosotros”. El último elemento es el carácter cristiano del amor, el cual tiene su fuente en Dios, quien nos dio su mandamiento “Ámense los unos a los otros como Yo os he amado”.

El verdadero amor sabe esperar y debes reservarte para una sola persona especial. Una relación sexual antes de tiempo afectará a todo tu ser, física, espiritual, social y psicológicamente; dejándote cicatrices y malas experiencias que por siempre recordarás.

Jóvenes, amigos, dediquemos nuestra juventud a crecer como persona, a tener amigos y a convivir con nuestros padres y hermanos, amando a las personas. Practiquen el autocontrol y afirmen su dignidad. “Dios nos ha puesto límites para protegernos, y no debemos traspasarlos.”

Nota: Katia es miembro del Grupo Juventud en Defensa de la Vida – JUDEVI – en Panamá.

 

 


JUDEVI es una organización de la Fundación Ofrece un Hogar, afiliado y representante de Vida Humana Internacional en ese país. Este artículo fue publicado en el boletín especial del II Congreso Internacional Juvenil de la Vida y la Familia de JUDEVI.

 

 


¿Cómo saber si es amor verdadero?

 

 

 

La Dra. Laura Schlessinger es el principal personaje femenino en la radio en EE.UU. y es una consejera licenciada en matrimonio, familia y niños. El programa radial de la Dra. Laura se transmite a nivel internacional y en más de 450 estaciones en los EE.UU. Lo escuchan más de 18 millones de personas cada semana.

 

Toma el Test de la Dra. Laura:

 

 

“¿Es Amor Verdadero?”


¿Estás listo (a)?


Después de tomar el examen, rápidamente sabrás si tu relación tiene buenas probabilidades de crecer y hacerse duradera, inclusive llegar al matrimonio. Responde cada pregunta con un “si” o “no” y valora tu puntaje según las categorías de abajo. Después haz que tu novia/novio la tome para comparar. Es muy importante que seas sincero, tu felicidad futura depende de ello.

1.

____

¿Puedes decir que no hay celos en tu relación?

2. 

____ ¿Está tu relación libre de drogas y de abuso de alcohol?

3.

____ ¿Puedes decir que nunca le has pedido comprometer sus valores morales?

4.

____ ¿Aprecia cada uno la familia y los amigos del otro y disfrutan ambos con ellos?

5.

____ ¿Han discutido en detalle sus metas a largo plazo sobre la fe, la familia y la carrera?

6.

____

¿Tiene cada uno confianza total en el otro?

7.

____ ¿Ha mostrado la experiencia que ella o él ha sido siempre veraz y abierta(o) contigo?

8.

____ ¿Ella o él ha cumplido siempre sus promesas y compromisos?

9.

____ ¿Hablan abierta y fácilmente sobre cualquier cosa, incluyendo este examen?

10.

____ ¿Se escuchan atentamente el uno al otro y tratan de entender el punto de vista del otro?

11.

____

¿Practican la misma fe orando y asistiendo a la Iglesia juntos con regularidad?

12.

____ ¿Están de acuerdo los dos en que el matrimonio es para toda la vida?

13.

____ ¿Se abstienen de usar la manipulación o el chantaje para obtener lo que quieren?

14.

____ ¿Les agrada pasar el tiempo haciendo actividades juntos? (No solamente viendo la TV, de compras, o hablando por teléfono. Yo recomiendo ofrecerse como voluntarios a la Iglesia, hacer proyectos de caridad o cívicos -unirse a clubes estudiantiles, bandas, equipos de debates o programas deportivos.)

15.

____ ¿Cuando tienen un desacuerdo o la situación se pone áspera, responden ambos con respeto, paciencia y comprensión?

16.

____

¿Te ha dicho su familia y amigos que aprueban su relación y que les parece que está haciendo de ti una mejor persona?

17.

____ ¿Limitan su relación física a tomarse las manos o besarse simplemente?

18.

____ ¿Se han visto durante los buenos y malos momentos? (Las virtudes brillan durante la adversidad. Nunca apresures el matrimonio, pues puede pasar por alto signos críticos de rasgos buenos o malos de carácter.)

19.

____ ¿Se abstienen ambos de ver revistas y videos pornográficos, o en Internet, etc.?

20.

____ ¿Si tu futuro esposo o esposa sufriera un serio accidente que le mutilara o desfigurara de por vida, permanecería tu amor fuerte? ¿Podría tu amor sobrevivir sin su expresión física?

21.

____

¿Ambos se visten, hablan y actúan con modestia?

22.

____ ¿Puedes admitir tus propias faltas y discutirlas abiertamente?

23.

____ ¿Son ambos generosos para hacer sacrificios por otras personas?

24.

____ ¿Tiene ya tu novio o novia las cualidades necesarias para ser un o una súper esposa y un maravilloso padre o madre para sus hijos?

25.

____ ¿Deseas ceder poder y dejar a tu amado o amada el control de algunas decisiones y circunstancias importantes? (El verdadero amor con frecuencia implica rendir tu voluntad para satisfacer las necesidades y deseos de tu amado sin violar sus valores morales.)



______________________________


Puntaje: Anótate un punto por cada respuesta “sí”.

 

 


De 22 a 25 puntos: Sólida como una roca… Es amor verdadero. ¡Felicitaciones por tener una relación tan buena!


De 19 a 21: Parece buena. Tu relación tiene buen potencial. Con un poco de trabajo puede hacerse “sólida como una roca”.


De 15 a 18: ¡Señales de advertencia! Puede ser “infatuación”. Trabaja en los “no” y vuelva a tomar el examen dentro de seis meses y de nuevo dentro de doce. Esperamos que tu puntaje mejore y tu relación crezca. Si tu relación no mejora considerablemente en un año debes considerar ponerle fin.


Menos de 15:

“¡Alerta roja!” Lo siento mucho, esto puede ser doloroso, pero probablemente es tiempo de decir “adiós”. O es apasionamiento ciego, o hay otros problemas serios. (Si estás casado(a) y calificaste menos de 15, no renuncies a la relación – busca una buena consejería matrimonial lo antes posible.) 

 

Pregunta para ganar puntos extra: ¿Están ambos comprometidos a esperar a casarse para tener relaciones sexuales? Si la respuesta es sí, añade dos puntos.


Un consejo importante de la Dra. Laura:

“Es difícil obtener una interpretación exacta de mi examen “¿Es amor verdadero?”, si usted está teniendo relaciones sexuales. Ejercen una influencia tan grande antes del matrimonio que a veces ofuscan. Por eso, mi primera recomendación es “suspenda las relaciones sexuales inmediatamente”. Si se abstienen será más fácil ver cómo responde cada uno de ustedes en las áreas críticas que construyen las relaciones fuertes, sanas y duraderas. Definitivamente es un reto reservar las relaciones sexuales para el matrimonio -pero vale la pena esperar y contribuye a asegurar un matrimonio más feliz. Siga adelante y haga el compromiso; se alegrará de haber esperado.

 

 


La Dra. Laura les ha dicho a sus radioescuchas:

“Yo he experimentado profundos cambios en el curso de mi vida -el más importante es básicamente pasar de ser atea, a ser una judía que practica su religión. A los 20 años yo era mi propia autoridad moral. Lo inadecuado que es este modo de vida es dolorosamente obvio hoy en día. Al mismo tiempo, mis primeras experiencias me enseñaron cuánto mejor es vivir por un objetivo y según un patrón absoluto de lo bueno y lo malo, preferiblemente un patrón establecido por Dios. Y esta es la sabiduría duramente ganada que yo quiero llevar a otros cada día en este programa”.

 

 

 


La promesa: “El verdadero amor espera”

 


Un movimiento nacional de abstinencia está tomando auge en toda la nación. “El verdadero amor espera” es un movimiento juvenil que ayuda a los estudiantes de la escuela secundaria y a los universitarios, a reservar las relaciones sexuales para el matrimonio.En la foto aparecen estudiantes de una escuela secundaria en Mount Joliet, Tennessee, firmando la promesa

 

“El verdadero amor espera”

. Casi 200 estudiantes la firmaron en esa escuela.Desde sus comienzos en 1993, más de 2.4 millones de jóvenes se han comprometido a ello. Esto incluye firmar un postulado que dice: “Puesto que creo que el verdadero amor espera, hago un compromiso con Dios y conmigo mismo(a), con mi familia, con las personas con quienes salga y con mi futura pareja, de mantenerme puro(a) sexualmente hasta el día de mi matrimonio.”

_____________________

 

 


Nota: Para obtener más información sobre el movimiento “El verdadero amor espera” (EVAE), consulta su portal en Internet: www.evae.org. En EE.UU.(en inglés), llama al 1-800-588-9284, o visita este portal: www.truelovewaits.com (también en inglés).

 


Las modas “sexy”: ¿qué piensan los hombres? 


Por Mike Mathews 

¿Cómo afectan realmente a los hombres los vestidos “sexy” de las mujeres? Como hombre, me gustaría explicarlo. Muy a menudo, veo mujeres en “jeans” apretados, vestidos ajustados al cuerpo y mini-faldas. Algunas llevan pantalones “pintados”, blusas escotadas y suéter apretados, mientras que otras muestran partes de sus sostenes. Las mujeres están vistiendo modas “sexy” en todas partes; en la escuela, el trabajo y hasta en la iglesia. 

¿Están estas mujeres tratando de ser honradas y respetadas por los hombres? A veces me pregunto cuáles serán los motivos en su interior. ¿Están tratando de ser atractivas y estar a la moda? ¿O están tratando de encontrar un buen marido y amor permanente? ¿Están tratando de lograr una cita o de incrementar su confianza en sí mismas? 

Pueden ser estas las razones u otras, pero lo cierto es que el vestirse “sexy” no hace que los hombres honren o respeten a las mujeres. De hecho, en realidad garantiza el causar que los hombres no las honren ni las respeten. Si quiere que un hombre la respete y tal vez se enamore, entonces debe mostrarle que se respeta a sí misma y que reconoce su dignidad delante de Dios. La mejor manera de mostrar esto es la modestia en el vestido, las palabras, los pensamientos y las acciones. 

¿Qué es lo que despierta pensamientos sexuales en los hombres? Es natural querer vestirse atractivamente. Pero a veces sin darse cuenta, las mujeres que llevan vestidos “sexy” se están “vistiendo para lo sexual”. Esto es, de una manera que provoca pensamientos sexuales en los hombres. ¿Por qué los hombres reaccionan de esta manera y por qué las mujeres no siempre se dan cuenta de eso? Porque los hombres y las mujeres están hechos de una manera diferente en lo que se refiere al cuerpo humano.

EI hecho es que no se necesita mucho estímulo visual para que los hombres se exciten sexualmente. La vista del cuerpo de una mujer, aún un poco, y aún si ella es completamente desconocida, puede despertar pensamientos sexuales instantáneamente. Esto puede ser difícil de entender para las mujeres, pero es absolutamente cierto. 

¿Y las mujeres? Mis amigas me dicen que ciertamente las mujeres aprecian a los hombres guapos, pero las mujeres no son afectadas de la misma manera intensa que los hombres. Las mujeres, por ejemplo, piensan que las palabras de amor, la ternura y el aprecio sincero, son mucho más significativas que las imágenes físicas de los hombres. 

Dadas estas diferencias, no hay dudas de que los vestidos “sexy” llaman la atención del hombre. Para algunas mujeres, esto puede ser halagador y divertido al principio, pero al final no les llena porque no atraen la atención -o el hombre- que una mujer quiere?¿Por qué ? Porque esto causa que los hombres quieran “usar” a las mujeres sexualmente en lugar de amarlas por quienes son. 

Recuerda, el ver el cuerpo de una mujer es un estímulo tan fuerte para los hombres, que a menos que estén bien habituados y sean altamente disciplinados, tendrán momentos muy difíciles tratando de controlar sus pensamientos sexuales.

Y una vez que estos pensamientos empiezan, frecuentemente se convierten en pensamientos impuros como, “si pudiéramos estar solos”, o, “me gustaría hacer”. Eso se llama lujuria, y la ropa que las mujeres usan, puede disparar estos pensamientos en un segundo. Sí, los hombres son culpables si le dan cabida a los pensamientos lujuriosos. Pero los hombres decentes quieren evadir estos pensamientos y esperan que las mujeres los ayuden, ejercitando la virtud y usando ropa modesta que no conduzca a fuertes tentaciones. 

 

 

¿Qué hace que los hombres vean 

a las mujeres como objetos sexuales?

Aunque tú no lo sepas, si te vistes con ropa reveladora, muchos hombres te verán como un “objeto sexual”. No sólo eso, sino que la manera de vestirte puede afectar cómo los hombres ven a otras mujeres también. Cuando a los hombres se les provoca ver a las mujeres de manera lujuriosa, tienden a desarrollar una visión errónea de todas las mujeres, lo cual hace que vean y traten a otras mujeres, que se encuentren después, como objetos sexuales.

Así lo hagas consciente o inconscientemente, si te presentas a ti misma de una manera sexualmente reveladora, aún ligeramente, muchos hombres querrán tu cuerpo para el placer sin preocuparse en considerarte como una persona integral. Muchos hombres te verán como sexualmente fácil. Otros hombres estarán constantemente distraídos con tentaciones sexuales y les será difícil poderte conocer como persona.

Algunos te atacarán verbalmente o te dirán cualquier cosa que desees oír, solamente para llevarte a la cama. Y aún otros tratarán de manosearte y hasta violarte.

Pero, déjame aclararte: no importa cómo se vista una mujer, eso nunca es una excusa para la violación, o para la agresión sexual de ninguna clase. Los hombres que cometen estos actos han cometido un monstruoso pecado y un crimen atroz. Nada de lo que estoy diciendo es una excusa o razón para que ningún hombre viole a una mujer o cometa ningún otro crimen.

Y por cierto, no te dejes engañar por las revistas de mujeres, que hacen parecer que cada muchacho está buscando sexo y tú “tienes que vestirte sexy” para conseguir un buen hombre. Eso no es verdad. Sólo los hombres que quieren aprovecharse de tí sexualmente te animarán a que te vistas de esa manera. Tú no tienes que exhibir tu cuerpo para encontrar un buen hombre. 

 

 

 


Haz que se enamore de ti, pero de quien 

realmente eres en tu interior 

¿Entonces qué clase de atención realmente quieres? La mayor parte de las mujeres quieren ser amadas y respetadas por lo que ellas son, no como lucen. ¿?No es eso lo que tú quieres? ¿?No quieres ser amada por un hombre sincero, puro y virtuoso que tiene confianza en sí mismo, es disciplinado y está comprometido con su relación?

 

 


Yo sé que no quieres ser usada por los hombres, y que no quieres encontrarte en una relación, o casada con un hombre que no tiene control de sí mismo- un hombre que busca rápidas satisfacciones o que desea cada muchacha bonita que ve.  

 

Katherine Kersten, comentarista del National Public Radio y presidenta de la junta directiva de “Center of the American Experiment” escribe: “Pero la modestia implica algo más: simple justicia.” Nosotras las mujeres pedimos respeto de los hombres, insistiendo en que nos valoren no por nuestra apariencia sino por “quienes somos”.


Es una hipocresía hacer esto, y a la misma vez vestirse y actuar inmodestamente, provocando intencionalmente el deseo sexual y dando señales de estar fácilmente abiertas a esos deseos. Actuar de esta manera es dañar nuestra propia dignidad, es tratarnos a nosotras mismas como “objetos sexuales.” Aún más, es verdaderamente injusto, porque significa que consideramos que los hombres están en un estándar más alto que nosotras. 

 

Prepárate para el amor duradero

Si estás buscando un amor duradero y un matrimonio para toda la vida, que una las mentes, las almas y los cuerpos, la mejor manera de conseguirlo es siendo la clase de persona que quieres que tu futuro esposo sea. Piensa en ti misma y en tu futuro cónyuge como alguien con integridad, con una personalidad vital y un carácter firme. Si tú desarrollas estas cualidades y las demuestras por medio de las palabras, las acciones y la apariencia, te ayudará a atraer lo mismo en tu esposo. Hay muchos hombres buenos por ahí; hombres que tienen personalidades maravillosas, hombres que son respetuosos, inteligentes, y que buscan una relación duradera; hombres que serán fieles y se comprometerán con una esposa de por vida. Para encontrar un hombre verdaderamente honorable como este, recuerda que él se sentirá atraído hacia una mujer que viste modestamente como signo de pureza; hacia alguien que reconoce que cada persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios.

Al vestirse modestamente, una mujer muestra que sabe que fuimos hechos para amar y ser amados, como personas únicas e irrepetibles. Ella también muestra respeto por su cuerpo y por su alma inmortal, dos dones sagrados que deben ser tratados con dignidad y respeto. 

Como hombre, termino diciendo que aprecio sinceramente a las mujeres que hacen un mayor esfuerzo para vestirse modestamente. Conozco varias mujeres atractivas que siempre se visten con lindas telas y estilos modestos. Lo que hace a estas mujeres aún más atractivas que su belleza física y la ropa de moda que usan, es su modestia. Es una virtud que las hace brillar en una forma bella. Muestran que son consideradas, que tienen una fortaleza interior y una gran auto-estima. La modestia muestra también un corazón puro y un deseo generoso de guardarse para un futuro esposo. 

Piensa por un momento: ¿qué dicen tus vestidos de ti? 

 

 

P.D.

¡La modestia es una bella virtud! Los hombres también se benefician de ella. 

 

Cómo conquistar a un hombre

 

 

Si quieres conquistar al hombre y no al macho 

debes poner en práctica los siguientes consejos:

 

  1. No necesitas exhibir tu cuerpo para conquistarlo, y menos para enamorarlo.

  2. La buena presentación y el arreglo discreto son suficientes.

  3. La vulgaridad en el vestir es propia de las mujeres que trabajan en la prostitución.

  4. No te hagas esclava de las modas y menos de aquellas que te vulgarizan o te presentan como un objeto de placer.

  5. Los pecados que los hombres cometan por tu vestir descarado, son también tuyos.

  6. La belleza interior atrae al hombre y dura para toda la vida, la del cuerpo se acaba.

  7. Tu cuerpo es un templo del Espíritu Santo, respétalo como tal.

  8. Si sólo tienes tu cuerpo para conquistar al hombre, eres una mujer vacía.

  9. Los hombres están buscando mujeres recatadas y virtuosas para que sean sus esposas y las madres de sus hijos. Pero para divertirse con ellas las buscan coquetas y casquivanas.

  10. El respeto hacia tu persona lo consigues si te respetas a ti misma.

  11. El pudor es para el amor como la piel para el cuerpo.

  12. Es importante tener buenas maneras al hablar, obrar o compartir con otros.

  13. Cuando conquistas con el cuerpo buscas al macho, no al hombre.

  14. Por encima de tu belleza física debe existir tu feminidad, tu pureza, tu espiritualidad.

  15. No entregues tu cuerpo sin la bendición de Dios y menos por dinero.

 

_____________________________

 

Tomado de DENACER, Colombia, con autorización.

 

Nota: ¡Analiza tu relación! Aquí

 

 

Decálogo del amor adolescente

 

  1. Desconfía de amores prematuros.

  2. Que la razón guíe tu corazón.

  3. No apagues el amor, pero no lo aceleres. Entrénate en la amistad.

  4. No juegues al amor, el corazón se envicia.

  5. No confundas el amor con el egoísmo.

  6. EL amor auténtico da energías, no las gasta.

  7. Busca los valores internos, no las apariencias.

  8. El amor exige entrega y sacrificio, practícalos.

  9. Dios debe de estar presente en tu amor.

  10. Aspira a un amor sublime.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: