Cachuy: una fiesta de fe

Fue a mediados del siglo XVIII, en lo alto del cerro agreste y escarpado de la provincia de Yauyos.  Según una antigua tradición nos cuenta que allí se apareció del Señor a Martín Barrios, un humilde labriego que cuidaba sus vacas.

 La imagen fue llevada a Putinza y colocada solemnemente en la Iglesia; pero en la noche la imagen regresó misteriosamente al lugar donde se había aparecido.

Y en Cachuy se construyó la primera capilla en honor al Señor de la Ascensión.

Desde entonces, por estas fechas Cachuy se viste de fiesta todos los años para recibir a miles de peregrinos que van llegando de todas partes.

Costa, sierra y selva se confunden en un abrazo de fervor y devoción a los pies del Señor.

La subida es dura y penosa, el caminar lento y fatigoso. Pero en todos hay una ilusión: Llegar al Santuario, ver al Señor.

Esto nos recuerda a todos:

Jesús ha subido al cielo, y nosotros también iremos algún día al cielo con El, si hacemos su voluntad.  Que esta peregrinación te sirva para reflexionar, para hacer de ti una persona mejor más fiel y entregado a Dios, siendo un católico coherente.

Cuando te cueste cumplir tus deberes, hacer el bien y vencer las tentaciones, acuérdate del cielo, de tu Padre Dios que te espera.

Esto no es una excursión

Es una peregrinación, es sacrificio y penitencia,

Es arrepentimiento de los pecados.

Es conversión a Dios.

Es confesión y comunión.

Es fe, devoción y fervor

Es vida cristiana.

 Lo más importante de esta peregrinación es: participar en la SANTA MISA, hacer una buena CONFESION y recibir la EUCARISTIA.

El verdadero SEÑOR, está en el cielo en la tierra y en todo lugar; en cachuy solo está su imagen que  requiere veneración y respeto.

 Que el Señor le bendiga y allá nos vemos.

Miercoles de Ceniza: inicio de la cuaresma

El miércoles de Ceniza es el principio de la Cuaresma; un día especialmente penitencial, en el que manifestamos nuestro deseo personal de conversión a Dios.

Al acercarnos a los templos a que nos impongan la ceniza, expresamos con humildad y sinceridad de corazón, que deseamos convertirnos y creer de verdad en el Evangelio.

El origen de la imposición de la ceniza pertenece a la estructura de la penitencia canónica. Empieza a ser obligatorio para toda la comunidad cristiana a partir del siglo X. La liturgia actual, conserva los elementos tradicionales: imposición de la ceniza y ayuno riguroso.

La bendición e imposición de la ceniza tiene lugar dentro de la Misa, después de la homilía; aunque en circunstancias especiales, se puede hacer dentro de una celebración de la Palabra. Las fórmulas de imposición de la ceniza se inspiran en la Escritura: Génesis, 3, 19 y Marcos 1, 15.

La ceniza procede de los ramos bendecidos el Domingo de la Pasión del Señor, del año anterior, siguiendo una costumbre que se remonta al siglo XII. La fórmula de bendición hace relación a la condición pecadora de quienes la recibirán.

El simbolismo de la ceniza es el siguiente:

a) Condición débil y caduca del hombre, que camina hacia la muerte;

b) Situación pecadora del hombre;

c) Oración y súplica ardiente para que el Señor acuda en su ayuda;

d) Resurrección, ya que el hombre está destinado a participar en el triunfo de Cristo;

La ceniza es el residuo de la combustión por el fuego de las cosas o de las personas. Este símbolo ya se emplea en la primera página de la Biblia cuando se nos cuenta que “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gen 2,7). Eso es lo que significa el nombre de “Adán”. Y se le recuerda enseguida que ése es precisamente su fin: “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19).

Por extensión, pues, representa la conciencia de la nada, de la nulidad de la creatura con respecto al Creador, según las palabras de Abrahán: “Aunque soy polvo y ceniza, me atrevo a hablar a mi Señor” (Gn 18,27).

Esto nos lleva a todos a asumir una actitud de humildad (“humildad” viene de humus, “tierra”): “polvo y ceniza son los hombres” (Si 17,32), “todos caminan hacia una misma meta: todos han salido del polvo y todos vuelven al polvo” (Qo 3,20), “todos expiran y al polvo retornan” (Sal 104,29). Por lo tanto, la ceniza significa también el sufrimiento, el luto, el arrepentimiento. En Job (Jb 42,6) es explícítamente signo de dolor y de penitencia. De aquí se desprendió la costumbre, por largo tiempo conservada en los monasterios, de extender a los moribundos en el suelo recubierto con ceniza dispuesta en forma de cruz. La ceniza se mezcla a veces con los alimentos de los ascetas y la ceniza bendita se utiliza en ritos como la consagración de una iglesia, etc.

La costumbre actual de que todos los fieles reciban en su frente o en su cabeza el signo de la ceniza al comienzo de la Cuaresma no es muy antiguo.

En los primeros siglos se expresó con este gesto el camino cuaresmal de los “penitentes”, o sea, del grupo de pecadores que querían recibir la reconciliación al final de la Cuaresma, el Jueves Santo, a las puertas de la Pascua. Vestidos con hábito penitencial y con la ceniza que ellos mismos se imponían en la cabeza, se presentaban ante la comunidad y expresaban así su conversión.

En el siglo XI, desaparecida ya la institución de los penitentes como grupo, se vio que el gesto de la ceniza era bueno para todos, y así, al comienzo de este período litúrgico, este rito se empezó a realizar para todos los cristianos, de modo que toda la comunidad se reconocía pecadora, dispuesta a emprender el camino de la conversión cuaresmal.

En la última reforma litúrgica se ha reorganizado el rito de la imposición de la ceniza de un modo más expresivo y pedagógico. Ya no se realiza al principio de la celebración o independientemente de ella, sino después de las lecturas bíblicas y de la homilía. Así la Palabra de Dios, que nos invita ese día a la conversión, es la que da contenido y sentido al gesto.

Además, se puede hacer la imposición de las cenizas fuera de la Eucaristía -en las comunidades que no tienen sacerdote-, pero siempre en el contexto de la escucha de la Palabra

Los dias de mi vida

 

EL dia mas IMPACTANTE: Fue cuando te conoci
EL dia mas ESTUPIDO: Fue cuando nos peleamos
EL dia mas INTERESANTE: Fue cuando te trate
EL dia mas EMOCIONANTE: Fue cuando me hablaste por primera Vez
EL dia mas TRISTE: Fue cuando te vi llorar
EL dia mas ALENTADOR: Fue cuando me abrazaste
EL dia mas COMUNICATIVO: Fue cuando me llamaste
EL dia mas CHISTOSO: Fue platicando contigo de cualquier tontería
EL dia mas LARGO: Fue cuando no te vi
EL dia mas DIVERTIDO: Fue cuando me hiciste tus bromas
EL dia mas BRILLANTE:Fue cuando sonreíste
EL dia mas NEGRO: Fue cuando enfermaste conmigo
EL dia mas FRÍO: Fue cuando me ignoraste
EL dia mas DESESPERANTE: Fue cuando no me escuchaste
EL dia mas RELAJADO: Fue trabajando contigo
EL dia mas ESPIRITUAL: Fue rezando contigo
EL dia mas VERGONZOSO :Fue quedando mal frente a ti
EL dia mas IMPACIENTE: Fue cuando no sabia de ti
EL dia mas CANSADO: Fue trabajando sin ti
EL dia mas ANGUSTIANTE: Fue cuando te oculte algo
EL dia mas FELIZ: Fue cuando me llamaste AMIGO

Año nuevo, vida nueva

pejul

pejul

 Hay personas que conocen el arte de cultivar flores en su jardín, logrando muchas veces maravillas de color: rosas abundantes y frescas, tulipanes risueños, bugambilias y jacarandas en flor.

En el jardín del alma se pueden cultivar otras flores como el amor, la esperanza y el optimismo. Las flores de tu jardín alegran tu vida. Planta flores, planta amor, esperanza y optimismo. Verás como en tu alma brilla una perenne primavera. Si aquí descubres algunas flores para tu jardín, córtalas; son tuyas.

Estoy convencido de que el favor más grande que podemos hacer a millones de seres humanos consiste en convencerlos de que pueden ser mejores de lo que son, subir más arriba, salir del hoyo, convencerlos de que pueden cambiar.

Entre los maestros que he tenido, a los que más agradezco no son los más sabios o mejor dotados, sino los que me convencieron que podía aprender latín o griego, escribir o ser orador, o simplemente cantar.

Quiero decir y gritar a todos los que pueda – aunque no sea yo un gran maestro – que sí pueden leer, escribir y cantar, que son capaces de aprender matemáticas, física y química, que pueden mejorar en la vida, cambiar y ser buenos. Y sé que miles de hombres lo agradecerán eternamente.

El día primero del año es un buen día para hacer un propósito: “Voy a ser mejor, comenzaré una nueva vida”. Vale la pena seguir viviendo si te atreves a mejorar un poquito nada más. No se vale seguir igual, seguir arropado con el mismo egoísmo, con idéntica soberbia. Sentir al menos una hora las ganas de ser bueno, de rezar a Dios, de dar una limosna, de decir una palabra de aliento al caminante triste. Recuperar la inocencia de un niño durante una hora; alargar esa hora a un día, alargar el día 365 veces hasta completar un año. Un año de bondad puede comenzar con una hora de amor.

No pienses en amar y ser bueno todo el año, porque te asustas. Pero sí haz el esfuerzo de amar mucho y ser bueno el primer día y sueña que puedes ser bueno todos los días del año y todos los años del resto de tu vida.

Que este nuevo año nos brinde paz, amor, salud, armonía, unión, felicidad y prosperidad

Se llevó a cabo el XXIX concurso de religion (Prelatura de Yauyos)

Mons. Ricardo Garcia Garcia Obispo Prelado de Yauyos, representante de la Ugel 08 de Cañete y Sr. Pbro. Vìctor Huapaya Quispe, responsable de este evento 
Como todos los años el día 13 de noviembre se realizó la etapa final del concurso de  religión en el Colegio Parroquial «San José» de Cerro Alegre. De las 3 provincias (Yauyos, Cañete y Huarochiri) que comprende nuestra Prelatura llegarón más de 250 alumnos con sus párrocos y profesores.
Veamos algunas fotos:

 

Alumnos (as) participantes de los 23 Parroquia de nuestra Prelatura de Yauyos

 

Pbro. Fernando Cintas Rosa(Párroco de Mala) y Pbro. Freddy Nolasco Macazana(Vicario Parroquial de San Vicente de Cañete)  

 

Docentes a la espera de los resultado del exámen 

 

 

Mons. Ricardo Garcia haciendo entrega de los dipolmas 

 

 

Jose Luis(Diácono) Pbro. Ismael Montero Casas(Párroco de Nuevo Imperial) Pbro. Ernesto Cullas(Rector del Seminario Menor-Cañete) todos rezando por los resultados 

 

 

Foto del Recuerdo del XXIX concurso de religión 2008 

 

 

La Parroquia de Yauyos(calachota) se hace presente como ganador 

 

 

Docente con su alumna Capeona Etapa Final, mostrando el gallardete para su colegio 

 

Image

Image

 

Quince se hace presente Pbro. Manuel Escate con su campeón 

 

 

Pbro. freddy Nolazco con su campeonsito 

 

 

Fotos del recuerdo XXIX concurso de religión 2008 

Huarochiri, sierra de Lima (Perú)

Iglesia Parroquial de Huarochiri
 
Visita Pastoral de Monseñor Ricardo por algunos pueblos de Huarochiri

Image

Image

Image

Image