Cachuy: una fiesta de fe

Fue a mediados del siglo XVIII, en lo alto del cerro agreste y escarpado de la provincia de Yauyos.  Según una antigua tradición nos cuenta que allí se apareció del Señor a Martín Barrios, un humilde labriego que cuidaba sus vacas.

 La imagen fue llevada a Putinza y colocada solemnemente en la Iglesia; pero en la noche la imagen regresó misteriosamente al lugar donde se había aparecido.

Y en Cachuy se construyó la primera capilla en honor al Señor de la Ascensión.

Desde entonces, por estas fechas Cachuy se viste de fiesta todos los años para recibir a miles de peregrinos que van llegando de todas partes.

Costa, sierra y selva se confunden en un abrazo de fervor y devoción a los pies del Señor.

La subida es dura y penosa, el caminar lento y fatigoso. Pero en todos hay una ilusión: Llegar al Santuario, ver al Señor.

Esto nos recuerda a todos:

Jesús ha subido al cielo, y nosotros también iremos algún día al cielo con El, si hacemos su voluntad.  Que esta peregrinación te sirva para reflexionar, para hacer de ti una persona mejor más fiel y entregado a Dios, siendo un católico coherente.

Cuando te cueste cumplir tus deberes, hacer el bien y vencer las tentaciones, acuérdate del cielo, de tu Padre Dios que te espera.

Esto no es una excursión

Es una peregrinación, es sacrificio y penitencia,

Es arrepentimiento de los pecados.

Es conversión a Dios.

Es confesión y comunión.

Es fe, devoción y fervor

Es vida cristiana.

 Lo más importante de esta peregrinación es: participar en la SANTA MISA, hacer una buena CONFESION y recibir la EUCARISTIA.

El verdadero SEÑOR, está en el cielo en la tierra y en todo lugar; en cachuy solo está su imagen que  requiere veneración y respeto.

 Que el Señor le bendiga y allá nos vemos.

Feliz Pacua!

libro_pascua.jpg image by catacumbas

A Él lo crucificaron
y por nosotros murió
y venciendo a la muerte,
un día de Pascua
RESUCITÓ
Él es Jesús el Salvador
que dió su vida por nosotros…
Por AMOR

Miercoles de Ceniza: inicio de la cuaresma

El miércoles de Ceniza es el principio de la Cuaresma; un día especialmente penitencial, en el que manifestamos nuestro deseo personal de conversión a Dios.

Al acercarnos a los templos a que nos impongan la ceniza, expresamos con humildad y sinceridad de corazón, que deseamos convertirnos y creer de verdad en el Evangelio.

El origen de la imposición de la ceniza pertenece a la estructura de la penitencia canónica. Empieza a ser obligatorio para toda la comunidad cristiana a partir del siglo X. La liturgia actual, conserva los elementos tradicionales: imposición de la ceniza y ayuno riguroso.

La bendición e imposición de la ceniza tiene lugar dentro de la Misa, después de la homilía; aunque en circunstancias especiales, se puede hacer dentro de una celebración de la Palabra. Las fórmulas de imposición de la ceniza se inspiran en la Escritura: Génesis, 3, 19 y Marcos 1, 15.

La ceniza procede de los ramos bendecidos el Domingo de la Pasión del Señor, del año anterior, siguiendo una costumbre que se remonta al siglo XII. La fórmula de bendición hace relación a la condición pecadora de quienes la recibirán.

El simbolismo de la ceniza es el siguiente:

a) Condición débil y caduca del hombre, que camina hacia la muerte;

b) Situación pecadora del hombre;

c) Oración y súplica ardiente para que el Señor acuda en su ayuda;

d) Resurrección, ya que el hombre está destinado a participar en el triunfo de Cristo;

La ceniza es el residuo de la combustión por el fuego de las cosas o de las personas. Este símbolo ya se emplea en la primera página de la Biblia cuando se nos cuenta que “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gen 2,7). Eso es lo que significa el nombre de “Adán”. Y se le recuerda enseguida que ése es precisamente su fin: “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19).

Por extensión, pues, representa la conciencia de la nada, de la nulidad de la creatura con respecto al Creador, según las palabras de Abrahán: “Aunque soy polvo y ceniza, me atrevo a hablar a mi Señor” (Gn 18,27).

Esto nos lleva a todos a asumir una actitud de humildad (“humildad” viene de humus, “tierra”): “polvo y ceniza son los hombres” (Si 17,32), “todos caminan hacia una misma meta: todos han salido del polvo y todos vuelven al polvo” (Qo 3,20), “todos expiran y al polvo retornan” (Sal 104,29). Por lo tanto, la ceniza significa también el sufrimiento, el luto, el arrepentimiento. En Job (Jb 42,6) es explícítamente signo de dolor y de penitencia. De aquí se desprendió la costumbre, por largo tiempo conservada en los monasterios, de extender a los moribundos en el suelo recubierto con ceniza dispuesta en forma de cruz. La ceniza se mezcla a veces con los alimentos de los ascetas y la ceniza bendita se utiliza en ritos como la consagración de una iglesia, etc.

La costumbre actual de que todos los fieles reciban en su frente o en su cabeza el signo de la ceniza al comienzo de la Cuaresma no es muy antiguo.

En los primeros siglos se expresó con este gesto el camino cuaresmal de los “penitentes”, o sea, del grupo de pecadores que querían recibir la reconciliación al final de la Cuaresma, el Jueves Santo, a las puertas de la Pascua. Vestidos con hábito penitencial y con la ceniza que ellos mismos se imponían en la cabeza, se presentaban ante la comunidad y expresaban así su conversión.

En el siglo XI, desaparecida ya la institución de los penitentes como grupo, se vio que el gesto de la ceniza era bueno para todos, y así, al comienzo de este período litúrgico, este rito se empezó a realizar para todos los cristianos, de modo que toda la comunidad se reconocía pecadora, dispuesta a emprender el camino de la conversión cuaresmal.

En la última reforma litúrgica se ha reorganizado el rito de la imposición de la ceniza de un modo más expresivo y pedagógico. Ya no se realiza al principio de la celebración o independientemente de ella, sino después de las lecturas bíblicas y de la homilía. Así la Palabra de Dios, que nos invita ese día a la conversión, es la que da contenido y sentido al gesto.

Además, se puede hacer la imposición de las cenizas fuera de la Eucaristía -en las comunidades que no tienen sacerdote-, pero siempre en el contexto de la escucha de la Palabra

Picamaran: “Un lugar para Dios”

picamaran-09-006

 Estas fotos son del pueblo de Picamaran, anexo del Distrito de Allauca (Yauyos).

Con la ayuda de Dios y de algunas personas generosas se está construyendo un lugar de oración. “LA IGLESIA”.

picamaran-09-0201

Las personas viven gracias a la  generosidad de la naturaleza. La agricultura y la ganaderia son los unicos medios de sustento.

picamaran-09-0091

 El agua como todo los lugares es sumamente necesario.

paisaje-1

Picamaran queda a 30 minutos de Zúñiga – Pacaran.

Los dias de mi vida

 

EL dia mas IMPACTANTE: Fue cuando te conoci
EL dia mas ESTUPIDO: Fue cuando nos peleamos
EL dia mas INTERESANTE: Fue cuando te trate
EL dia mas EMOCIONANTE: Fue cuando me hablaste por primera Vez
EL dia mas TRISTE: Fue cuando te vi llorar
EL dia mas ALENTADOR: Fue cuando me abrazaste
EL dia mas COMUNICATIVO: Fue cuando me llamaste
EL dia mas CHISTOSO: Fue platicando contigo de cualquier tontería
EL dia mas LARGO: Fue cuando no te vi
EL dia mas DIVERTIDO: Fue cuando me hiciste tus bromas
EL dia mas BRILLANTE:Fue cuando sonreíste
EL dia mas NEGRO: Fue cuando enfermaste conmigo
EL dia mas FRÍO: Fue cuando me ignoraste
EL dia mas DESESPERANTE: Fue cuando no me escuchaste
EL dia mas RELAJADO: Fue trabajando contigo
EL dia mas ESPIRITUAL: Fue rezando contigo
EL dia mas VERGONZOSO :Fue quedando mal frente a ti
EL dia mas IMPACIENTE: Fue cuando no sabia de ti
EL dia mas CANSADO: Fue trabajando sin ti
EL dia mas ANGUSTIANTE: Fue cuando te oculte algo
EL dia mas FELIZ: Fue cuando me llamaste AMIGO

Confraternidad de fin de año – Movimiento Juan XXIII

pejul

pejul

El día 31 de diciembre del 2008, tuvimos una reunión de confraternidad entre los hermanos del movimiento de retiros Juan XXIII. Lo mas grande e importante de todo se inicio con la Santa Misa luego nos reunimos en el salón parroquial donde se compartió alegria y paz.

Concurso de villancicos 2008 en Zuñiga – Pacaran

 Como se proyectó hoy se ha realizado el 2do concurso de villancicos; y que decir fue un éxito total, las fotos pueden decirlos mas que mil palabras, a pesar de las interferencias que hubo de uno y otro municipio… las cosas salieron.  Participaron en total 7 grupos: Romaní, Pacaran, Puente de Pacaran, Apotara, Escuela de Zúñiga, Zúñiga pueblo y Machuranga. Los jurados tuvierón una ardua labor al final su veredicto fue de la siguente manera: 1er puesto: La escuela de Zúñiga; 2do puesto se lo ganó el anexo de Machuranga; 3er puesto fue para Pacaran….

villancicos-2008-0342

 

villancicos-2008-019

villancicos-2008-018

villancicos-2008-011

 

villancicos-2008-014

villancicos-2008-055

 

villancicos-2008-054

 

villancicos-2008-052

 

villancicos-2008-045

 

 

villancicos-2008-043

Fotos de Pacaran – Zúñiga

El día martes 16 de diciembre, algunos alumnos de Pacaran y de  Zúñiga recibieron la Confirmación de manos de Monseñor Frutos Berzal Vicario General de la Prelatura de Yauyos.  Los jóvenes dieron un paso más en su compromiso de cristiano católico de ser: soldado, apóstol y testigo de CRISTO.

conf-2008-0151

conf-2008-025

conf-2008-022

conf-2008-012

 

conf-2008-011

Actividades de fin de año

Sábado 13 dedicación (ignauración) de la Iglesia Matriz “San Francisco de  Asís” de Pacarán.

Martes 16 Confirmaciones.

Miercoles 17  Primeras Comuniones en Picamaran.

Martes 23 Concurso de Villancicos con la participacion de Romani, Pacaran, Apotara, Cruz Blanca, Buenos Aires, Zúñiga, Campanahuasi y Machuranga, siendo la sede el Distrito de Zúñiga.

Domingo 04 de enero “Gran Rifa” pro Cetpro “ALVARO DEL PORTILLO”

El mensaje del sinodo

Legión de María – Zuñiga Cañete

   

 

 
Hace unos dias la Legión de María de Zúñiga “VIRGEN DE GUADALUPE”, cumplio su primer año, desde aquí pedimos que nos encomiendo para servir y no olvidar nuestro espiritu.
ZUÑIGA

ZUÑIGA

 La Legión de María es una asociación de Católicos que, con aprobación eclesiástica, han formado una Legión para servir a la Iglesia en su perpetua lucha contra el mundo y sus fuerzas nefastas, acaudillados por Aquella que es bella como la luna, brillante como el sol, y– para el maligno y sus secuaces- terrible como un ejército en orden de batalla: María Inmaculada, medianera de todas las gracias.

” Como resultado de la caída, toda la vida humana, tanto individual como colectiva, se presenta como una lucha dramática entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas ” ( GS, 13)

( Manual de la Legión de María, edición, 1997,capítulo I, p.1.)

Legion de Maria ZUÑIGA PERU

Legion de Maria ZUÑIGA PERU

Finalidad de la Legión de María.

La Legión de María tiene como fin la gloria de Dios por medio de la santificación personal de sus propios miembros mediante la oración y la colaboración activa-bajo la dirección de la jerarquía- a la obra de la Iglesia y de María: aplastar la cabeza de la serpiente infernal y ensanchar las fronteras del reinado de Cristo.

( Manual de la Legión de María, edición, 1997, capítulo II, p. 4.)

Zuñiga

Zuñiga

El Espíritu de la Legión

El espíritu de la Legión de María es el de María misma. Y de manera particular anhela la Legión imitar su profunda humildad, su perfecta sumisión, su dulzura angelical, su continua oración, su absoluta mortificación, su inmaculada pureza, su heroica paciencia, su celestial sabiduría, su amor a Dios intrépido y sacrificado; pero, sobre todo, su fe: esa virtud que en Ella, y solamente en ella, llegó hasta su más alto grado, a una sublimidad sin par. Animada la Legión con esta fe y este amor de María, no hay empresa, por ardua que sea, que le arredre; ni se queja Ella de imposibles, porque cree que todo lo puede( Imitación de Cristo, lib.III, cap.3:5)

“El modelo perfecto de esta espiritualidad apostólica es la santísima Virgen María, Reina de los Apóstoles. Ella, mientras vivió en este mundo una vida igual a la de los demás, llena de preocupaciones familiares y de trabajos, estaba constantemente unida a su hijo, y cooperó de modo singularísimo a la obra del Salvador…Hónrenla todos con suma devoción, y encomienden su vida apostólica a la solicitud de María”(AA,4).

(Manual de la Legión de María, edición, 1997, capítulo III, p.6)

Requisitos para postular al Seminario Menor de Cañete

1.- Se consideran indispensable las siguientes condiciones para  postular una vacante al Seminario – Colegio “Nuestra Señora del Valle”.

  1. Estar bautizado en la Iglesia Católica.
  2. Tener suficiente capacidad de aprendizaje para poder alcanzar, por lo menos, un aprovechamiento notable.
  3. Practicar de manera mínima,  estable y consciente las principales virtudes o hábitos morales (honradez, sinceridad, generosidad, fortaleza y responsabilidad).
  4. No tener enfermedades crónicas y graves (problemas cardiacos, diabetes, gastritis, asma en fases avanzadas, etc.)
  5. Los padres de los postulantes deben estar bien casados y bendecidos por el sacramento del matrimonio religioso.

2.- Por lo dicho anteriormente, se pedirá a cada postulante que entreguen los siguientes materiales y documentos:

  1. Ficha de inscripción rellenada y firmada por el párroco, sacerdotes o religiosas que lo recomienden.
  2. Libreta de notas o calificaciones en buen estado y sin enmendaduras con la firma y sello del Director de la Institución Educativa.
  3. Certificado de buena salud con fecha reciente expedida por el Ministerio de Salud o ESSALUD.
  4. Presentación de partida de bautismo del alumno.
  5. Presentación de partida de matrimonio religioso de los padres.
  6. Folder manila A4 con su fastener.
  7. 01 foto pasaporte o carnet a colores.

3.-  Además será condición obligatoria tanto para ser admitidos o continuar en nuestra institución la asistencia durante todo el cursillo de verano (campamento de formación) cuya finalidad es evaluar en las diversas capacidades y actitudes del postulante, así como fortalecer y evaluar el proceso de formación de los alumnos antiguos.

4.- Para la evaluación de los alumnos se tendrán presente los siguientes criterios:

  1. Aprobación de los exámenes de conocimiento y test psicológico.
  2. Entrevista personal con el Rector o Vice – Rector.
  3. Haber demostrado la práctica de las principales virtudes morales y cristianas, así como las normas de piedad y urbanidad básica.
  4. Tener la recta intención de aceptar  –con libertad y responsabilidad-  la llamada de Dios al sacerdocio, si se diera el caso.
  5. Haber manifestado con su conducta personal su deseo sincero de educarse en nuestro colegio, siguiendo sus normas, exigencias y costumbres.

5.-  Los padres de familia se comprometerán en el caso de que su hijo(s) haya ingresado en el Colegio a participar de todas las actividades que programe el Colegio para ellos. Así como la reunión mensual, el retiro anual y otras actividades.

6.- El cursillo de admisión se realizará en dos grupos y bajo el régimen de internado, en el Seminario Menor.

Fecha de inicio del cursillo para 5º y  6º grado de Primaria y 1º, 2º de Secundaria: 04 de enero del 2009, a las 3:00 p.m.
Fecha de culminación: 14 de enero a las 2:00 pm. (Costo s/ 150).

Fecha de inicio del cursillo para 3º, 4º y 5º grado de Secundaria: 14 de enero del 2009, a  las 3: 00 p.m.
Fecha de culminación: 24 de enero a las 2:00 pm. (Costo s/ 150).

7.- Se agradece a los párrocos  y sacerdotes enviar con anticipación las fichas de los postulantes o enviar su recomendación por e-mail.

“El Seminario Menor no está creado para cultivar las vocaciones ciertas –la edad de los alumnos no lo admite- sino para estudiar los signos de una vocación posible (…). El seminario  Menor admite a niños que aceptan formalmente –ellos y su familia- la hipótesis de una vocación, que necesita ser protegida y fomentada en un clima adecuado de formación”. Nota de la Sagrada Congregación para la Educación Católica (1976).

Santa Rosa de Lima

Santa Rosa de Lima nació el 30 de abril de 1586 en la vecindad del hospital del Espíritu Santo de la ciudad de Lima, entonces capital del virreinato del Perú. Su nombre original fue Isabel Flores de Oliva. Era una de los trece hijos habidos en el matrimonio de Gaspar Flores, arcabucero de la guardia virreinal, natural de San Juan de Puerto Rico, con la limeña María de Oliva. Recibió bautismo en la parroquia de San Sebastián de Lima, siendo sus padrinos Hernando de Valdés y María Orozco.

En compañía de sus numerosos hermanos, la niña Rosa se trasladó al pueblo serrano de Quives, en la cuenca del Chillón, cuando su padre asumió el empleo de administrador de un obraje donde se refinaba mineral de plata. Las biografias de Santa Rosa de Lima han retenido fijamente el hecho de que en ese pueblo, que era doctrina de frailes mercedarios, la joven recibió en 1597 el sacramento de la confirmación de manos del arzobispo de Lima, Santo Toribio Alonso de Mogrovejo, quien efectuaba una visita pastoral en la jurisdicción.

Ocupándose de la “etapa oscura” en la biografía de Santa Rosa de Lima, que corresponde precisamente a sus años de infancia y adolescencia en Quives, Luis Millones ha procurado arrojar nueva luz mediante la interpretación de algunos sueños que recogen los biógrafos de la santa. Opina Millones que ésa pudo ser la etapa más importante para la formación de su personalidad, no obstante el hecho de que los autores han preferido hacer abstracción del entorno económico y de las experiencias culturales que condicionaron la vida de la familia Flores-Oliva en la sierra, en un asiento minero vinculado al meollo de la producción colonial. Probablemente, esa vivencia (la visión cotidiana de los sufrimientos que padecían los trabajadores indios) pudo ser la que dio a Rosa la preocupación por remediar las enfermedades y miserias de quienes irían a creer en su virtud.

A Santa Rosa de Lima le tocó vivir en Lima un ambiente de efervescencia religiosa, una época en que abundaban las atribuciones de milagros, curaciones y todo tipo de maravillas por parte de una población que ponía gran énfasis en las virtudes y calidad de vida cristianas. Alrededor de sesenta personas fallecieron en “olor de santidad” en la capital peruana entre finales del siglo XVI y mediados del XVIII. De aquí se originó por cierto una larga serie de biografías de santos, beatos y siervos de Dios, obras muy parecidas en su contenido, regidas por las mismas estructuras formales y por análogas categorías de pensamiento.

A Santa Rosa le atraía con singular fuerza el modelo de la dominica Catalina de Siena (santa toscana del siglo XIV), y esto la decidió a cambiar el sayal franciscano por el hábito blanco de terciaria de la Orden de Predicadores, aparentemente desde 1606. Se afirma que estaba bien dotada para las labores de costura, con las cuales ayudaba a sostener el presupuesto familiar, pero fueron muy contadas las personas con quienes Rosa llegó a tener alguna intimidad. En su círculo más estrecho se hallaban mujeres virtuosas como doña Luisa Melgarejo y su grupo de “beatas”, junto con amigos de la casa paterna y allegados al hogar del contador Gonzalo de la Maza.

Los confesores de Santa Rosa de Lima fueron mayormente sacerdotes de la congregación dominica. También tuvo trato espiritual con religiosos de la Compañía de Jesús. Es asimismo importante el contacto que desarrolló con el doctor Juan del Castillo, médico extremeño muy versado en asuntos de espiritualidad, con quien compartió las más secretas minucias de su relación con Dios.

Dichos consejeros espirituales ejercieron profunda influencia sobre Rosa y resultaron cómplices de sus delirios, visiones y tormentos. No sorprende desde luego que María de Oliva abominase de la cohorte de sacerdotes que rodeaban a su piadosa hija, porque estaba segura de que los rigores que ella se imponía eran “por ser de este parecer, ignorante credulidad y juicio algunos confesores”, según recuerda un contemporáneo. La conducta estereotipada de Santa Rosa de Lima se hace más evidente aún cuando se repara en que por orden de sus confesores anotó las diversas mercedes que había recibido del Cielo, componiendo así el panel titulado Escala espiritual. No se conoce mucho acerca de las lecturas de Santa Rosa, aunque es sabido que encontró inspiración en las obras teológicas de fray Luis de Granada.